Categorías
Uncategorized

Juego Vil (Sonetillo)

https://cdn.pixabay.com/photo/2017/09/24/05/30/casal-2780962_960_720.png
[Fuente](https://pixabay.com/es/illustrations/casal-historia-de-amor-amor-2780962/)

 
 

Siento tu esencia lejana,
ya no vuelas a mi lado
tus abrazos son helados
y tu pasión se desgrana.

Esa actitud inhumana
me hace un paria abandonado
un beodo desgraciado
preso por una truhana.

Juegas al amor con trampa
cual desalmado verdugo
que sin piedad me degolla.

Cual pavo de fina estampa
alardeas mi subyugo
a tu desamor que arrolla.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El sonetillo es un Soneto con versos de arte menor. Es una forma poética poco frecuente en la literatura castellana y su auge ocurre en la época modernista.

Categorías
Uncategorized

Sin acción (Poema Reflexión)

https://cdn.pixabay.com/photo/2014/08/08/20/55/worried-girl-413690_960_720.jpg
[Fuente](https://pixabay.com/es/photos/chica-preocupada-mujer-a-la-espera-413690/)

 

*Preocuparse sin ocuparse
es dejar que el tiempo corra
y se lleve una vida que sin actividad
ha sido contaminada con la languidez.*

 

*Es dormir con los ojos abiertos
sin ver que al mundo no le importan
tus problemas porque tiene los suyos.
Sin acción eres una hoja en la tormenta*

Categorías
Uncategorized

La picadura (Cuentoproto)

http://m.aldia.co/sites/default/files/lamachaca1.jpg
[Fuente](http://m.aldia.co/wtf/tener-sexo-en-24-horas-o-morir-el-remedio-contra-la-machaca-en-el-meta)

 

Aquel extraño insecto clava el aguijón en su espalda.

La picadura le causa un profundo dolor y sopor.

En plena selva amazónica está condenado a morir.

Dice la leyenda que el único antídoto contra la picada de ese insecto llamado la machaca es hacer el amor antes de 24 horas.

Categorías
Uncategorized

Espera (Bermudina)

https://cdn.pixabay.com/photo/2018/12/26/02/55/elderly-man-3895215_960_720.jpg
[Fuente](https://pixabay.com/es/photos/hombre-anciano-persona-sesi%C3%B3n-3895215/)

 

Los días son más largos mientras espero
Extraña sensación que me atormenta
irascible duda que condimenta
el final de la vida que llegó.
Soy una gota de agua que se seca
el reflejo de la luz que se muere
un alma condenada que bienquiere
ser la tormenta que se sosegó.

 

La Bermudina llamada también Octava italiana es una estrofa de 8 versos que pueden ser endecasílabos o decasílabos. La rima está estructurada de esta manera, versos 1 y 5 son libres, los 2 y 3 tienen rima consonante así como los 6 y 7, mientras que el 4 y 8 tienen rima común aguda. (11-,11A,11A,11B’;11-,11C,11C,11B’.) Debe su nombre al poeta español S. Bermúdez de Castro, 1817-1883 quien la creó.

Categorías
Uncategorized

Travesura (Cuentoproto)

https://cdn.pixabay.com/photo/2016/09/06/19/06/marathon-1649905_960_720.jpg

[Fuente](https://pixabay.com/es/photos/marat%C3%B3n-ekiden-corriendo-ejecutar-1649905/)

 

Espera por cinco minutos oteando hacia todos lados antes de ejecutar su acción.

De seguro todos almuerzan, dado la hora, mientras que él apenas sale de la secundaria.

Imitando a flash, en pocos segundos toca los diez timbres de los intercomunicadores y desaparece a gran velocidad.

Es su travesura favorita.

Categorías
Uncategorized

Aquella noche (Prosa Poética)

https://cdn.pixabay.com/photo/2015/02/18/20/12/valentine-641416_960_720.jpg
[Fuente](https://https://pixabay.com/es/photos/san-valent%C3%ADn-el-amor-t%C3%ADmido-mirar-641416/)

 

Aquella noche existían mil motivos para no vernos, para no coincidir entre el maremágnum de personas que poblaban el lugar, todos acompañados por sus parejas al igual que nosotros.

Existían poderosos motivos para que nuestras miradas no llegaran a encontrarse, una probabilidad de miles de ceros para que nos tropezáramos en medio de la semioscuridad que invadía el salón.

Pero por encima de las realidades o seguridades con las cuales nuestra armadura parecía indestructible, bastaron unos segundos para darnos cuenta que estábamos solos a pesar de estar amarrados a amores de mucho tiempo.

Fue un instante paranormal, el encuentro de dos esencias que logran escaparse de sus ataúdes terrenales y tocarse a través de una mirada en la lejanía.

Un chispazo que enciende el fuego, a pesar de las precauciones y los obstáculos que se han acumulado para impedir o disfrazar el hecho que las pasiones son inflamables.

No hizo falta tocarnos ni hablarnos, para comprender que nos encontraríamos en otras condiciones en el futuro y podríamos encender la hoguera que prometía incendios crepusculares.

Visionarios de días futuros en los cuales el secreto y los lugares donde habita él serían los celestinos de dos luces que se internan en el misterio de los astros y hacen del universo un lugar pequeño para amarse.

Aquella noche estaba marcada por el destino para romper los esquemas en los cuales transcurrían nuestras vidas y hacernos marionetas del delirio y todas las pasiones que en cuerpo y alma habitan.

Para ser libres sin romper las ataduras que nos enlazaban y volar como cóndores en el cielo azul del horizonte de los sueños que nunca fallecen.

Aquella noche supimos que seriamos nuestros aunque la distancia y los momentos nos alejaran intermitentemente.

Que nunca más la soledad y el abandono nos eclipsarían.

Aquella noche, fue el génesis de todas las noches del resto de nuestras existencias.

Categorías
Uncategorized

Ultima vez (Cuentonimio)

https://cdn.pixabay.com/photo/2020/01/13/18/23/pair-4763150_960_720.jpg
[Source](https://pixabay.com/es/illustrations/par-hombre-disputa-amantes-de-la-4763150/)

 

Es casi imposible disimular su rabia ante el ataque de celos de su pareja quien exaltado la grita.

Ella respira hondamente, pone su mente en blanco y apaga su oído para que su ira no se eleve más y ella responda de manera violenta.

Nunca imaginó que su hoy esposo tuviera ese lado oscuro que emerge cuando el alcohol embriaga sus neuronas.

Es la segunda vez que ocurre en diez años pero también será la última, porque ha decidido abandonarlo.

Lo ama, es un buen padre y esposo y espera que esto logre que retome al buen camino de siempre.

Categorías
Uncategorized

Nos encontramos (Prosa Poética)

https://cdn.pixabay.com/photo/2016/12/27/16/01/romantic-1934223_960_720.jpg
[Fuente](https://pixabay.com/es/photos/rom%C3%A1ntico-abrazo-uni%C3%B3n-conectividad-1934223/)

 

Nos encontramos cuando nuestros afectos estaban ocupados pero nuestras almas seguían siendo libres, como aves que emigran en invierno en busca del calor del trópico.

Cometas errantes que entrecruzan sus colas en el abismo de la soledad compartida e iluminan los deseos de esperanzas volátiles y furtivas donde los yoctosegundos se transforman en horas.

Nos encontramos en una extraña conjunción de la casualidad y la causalidad, cuando tú deseabas recorrer el mundo y yo estaba cansado de transitar en él.

Eras la primavera que reverdecía en los campos, haciendo de ellos un destello de luz que se esparcía a todas partes, mientras que yo, el invierno que había cruzado todas las estaciones.

Éramos tan disimiles y a la vez tan afines que nuestras cargas, como imanes que se encuentran, nos juntaron, olvidando que la noche nunca será día, a pesar que la luna brille como el sol.

Nos encontramos cargados de desesperanzas, con equipajes hacia diferentes destinos, pasajeros siderales que rompen el espacio-tiempo y se transforman en esencias difusas que se materializan al suave toque de unos dedos que inician una caricia.

Fuimos ciegos, irresponsables y aventureros, orates que huyen de la realidad para que esta no desvanezca los momentos en los cuales nuestras esencias, ebrias por el placer del delirio, no conocen límites ni tiene fronteras.

Nubes del cielo tormentoso cargadas de magnetismo que al juntarse emiten una energía de la que es imposible escapar sin haber sido derretido por su fuerza.

Nos encontramos cuando escapábamos de nosotros mismos, extraña manera de perdernos en un mundo donde huir es sinónimo de cobardía y la catarsis es un método para purificar las emociones, sin importar si quienes lo practican desean hacerlo.

Venus y Marte que rompen el paradigma de ser dioses para humanizar los minutos en los cuales, como antropófagos, se comen a besos y recorren impúdicamente la piel con caricias.

Eros y Tanatos, vencidos por el delirio, que han olvidado los instintos de vivir o morir para disfrutar los momentos en los cuales no existen temores ni importan razones, porque cuerpos y almas se funden haciendo nada del todo.

Nos encontramos preñados de insensateces, ebrios de traiciones, en el momento justo en el que estábamos dispuestos y disponibles para explorar las bajas pasiones y viajar hacia los infinitos misterios del frenesí.

Efímeros amantes que se diluyeron como la sal de la vida en el agua de la verdad, tras cruzar los límites de lo sagrado y obsceno, lo posible e imposible, inmarcesibles instantes que se perpetuaron en nuestros cuerpos, quienes descubrieron que el amor perfecto es solo un breve espacio de tiempo en el cual se asesinan las neuronas en el deleite de cada orgasmo.

Nos encontramos en la parodia del momento en la cual el desencuentro terminó siendo el final.

Categorías
Uncategorized

La locura del carnaval (Poema)

https://cdn.pixabay.com/photo/2016/02/03/02/37/mardi-gras-1176483_960_720.jpg
[Fuente](https://pixabay.com/es/photos/mardi-gras-nueva-orleans-festival-1176483/)

 

Al ritmo de la música, los cuerpos
transmiten la sabia de sus esencias.

 
La locura del carnaval, entre risas
mascaras y disfraces, extraen los ocultos
deseos de la libertad, que se esconden
detrás de paradigmas sociales
y de circunstancias atemporales.

 
Al ritmo de la fiesta, los rostros
de la fantasía cobran vida
y se apoderan de las pasiones,
que voluptuosas producen
etapas de catalepsia a la cordura.

 
Al ritmo de la fiesta se despurifican
las almas y se contaminan los pensamientos.

Categorías
Uncategorized

Estar a tu lado (Prosa poética)

![maria y jose.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmf9AtCSBvW4VUiUNKXUovvXLnaE1F4ShNj3vrYpzVAddY/maria%20y%20jose.jpg)
Foto propia

Para mi esposa: María Eugenia Espinoza de Hernandez

 

Estar a tu lado ha sido una experiencia inefable, un nacer y renacer en cada segundo transcurrido caminando hacia el límite del amor, explorando los colores que no se encuentran en el arcoíris y el tiempo que aún no se inventa.

Ha sido un viaje hacia lo más profundo del alma, sin necesidad de transporte que nos lleve haca ella, un palpitar que trasgrede los sentidos y obnubila los temores del fracaso, dándole a las alas el poder no solo de volar sino también de desplazarse hacia espacios inmateriales donde el cobijo de los brazos es el final del camino.

Estar a tu lado durante tantas décadas ha sido una victoria al deseo de inmortalidad que embriaga y va cercando las esperanzas, dándoles la consistencia del aire y el peso del átomo, variantes que se difuminan ante la realidad de que llega un tiempo final para todo.

Ha sido un cáliz divino que hemos vivido sin importarnos que el dolor algún día aparecerá y nos separará, pero no logrará que su lugarteniente el olvido nos abrace con su hipocresía.

Ha sido una experiencia que me ha llevado al vórtice de la imaginación, al extremo donde los pensamientos y las ideas se mimetizan en momentos donde la inmortalidad deja de ser una utopía o una manera de perpetuar cada beso, abrazo, caricia o instante en el que los cuerpos aprendieron que la pasión no es lo opuesto a la aversión sino a la mentira.

Estar a tu lado ha logrado transformar el universo que conocía, entender que amar no es la suma de criterios convergentes o divergentes sino la mezcla de pragmatismo y paciencia, de demencia y razón, de delirio e intuición.

Ha logrado hacerme argonauta de la vida, Odiseo en la búsqueda de la felicidad que proporciona acompañarte en cada minuto para que deje de ser banal o cotidiano.

Ha logrado desprenderme de la armadura que me protege de las sinrazones que son como piezas de rompecabezas que nos martirizan y no nos permiten resolverlas.

Estar a tu lado ha sido descubrir que puedes ser mía y puedo ser tuyo sin necesidad de ser propietarios cada uno del otro.

Comprender que es posible ser uno aunque seamos dos, porque las matemáticas no funcionan cuando los sentimientos son puros.

Estar a tu lado ha sido y será siempre la plenitud del amor que madura sin envejecer, porque no existen parámetros cronológicos que logren marchitar el placer de estar juntos.